Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

¿Cómo evitar riesgos al utilizar una carretilla elevadora? ALVE informa #3

28-02-2019

En ALVE, camionescesta, siempre estamos ineteresados en informar a nuestra comunidad sobre datos generales de: plataformas elevadoras articuladas, telescópicas, brazos articulados eléctricos, furgón cesta elevadora, plataforma elevadora montada sobre camión, alza hombre, pero; en esta oportunidad despejaremos curiosidades relativas a: medidas preventivas usando carretillas elevadoras.

En la prevención de los riesgos laborales, hay que tener en cuenta diferentes situaciones, peligros y riesgos que pueden causar daños a las personas operarias o que se encuentren a sus alrededores.

Son muchas las variables a considerar. Una de ellas sería la formación, capacitación de los operarios que manejarán estas maquinas, en el aspecto físico y psicológico, así como la valoración de la experiencia que tengan en estas actividades. La presencia de personal no preparado o no autorizado en las zonas de trabajo y áreas consideradas de riesgo, tiene que ser controlada.

El conductor debe seguir en todo momento: las instrucciones y recomendaciones establecidas por el fabricante, para el uso y mantenimiento adecuado de las carretillas. Lo primero que tenemos hacer, antes de poner en marcha la carretilla (pero después de haberla revisado), es asegurarnos de que no hay nadie alrededor.

Cumplir fielmente los límites de velocidad, conduciendo despacio en terrenos desiguales o accidentados. En cruces y en lugares donde la visibilidad no es perfecta por algún obstáculo o punto ciego, hay que disminuir la velocidad y detenerse en aquellas esquinas o curvas sin visibilidad.

Tocar el claxon, siempre que se acerque a salidas, esquinas, pasillos, zonas peatonales, etc.,sobre todo en zonas en las que no hay visibilidad. Evitar, en lo posible, la marcha atrás, aunque para el descenso de pendientes con carga, es imprescindible hacerlo para evitar la inestabilidad y el posible vuelco. A pesar de lo resaltado en el apartado anterior, se deberá conducir marcha atrás, cuando se transporten cargas voluminosas que dificulten la visibilidad hacia delante. Detendremos siempre la carretilla gradualmente para no someterla a un esfuerzo innecesario, que podría originar un accidente.

Mantendremos siempre la carga de forma segura y estable, no circularemos nunca con las horquillas elevadas (ni con carga, ni vacías); circularemos siempre con las horquillas a unos 15 cm. del suelo e inclinadas hacia atrás.

No se utilizarán las carretillas para transportar a las personas, ya que puede ser causa de graves accidentes. Tampoco se puede utilizar la carretilla para elevar a personas, experiencias pasadas nos remontan a pensar en accidentes fatales que han sucedido en almacenes.

El conductor deberá llevar el equipo de protección individual similar a los que se usan en las naves por donde se desplazan, pero siempre deberá disponer de las siguientes herramientas de trabajo: casco, botas de seguridad antideslizantes con puntera reforzada, guantes de seguridad, protección de los oídos [cuando el nivel de ruido supere los 80 dB(A)] y gafas de seguridad (si es que hay riesgo para los ojos). La ropa de los conductores no debe ser excesivamente holgada para evitar que sea atrapada. Sólo se transportarán cargas preparadas correctamente y que no sobrepasen la capacidad nominal de la carretilla. Finalmente, estas son algunas de las recomendaciones básicas en el uso de carretillas elevadoras, diésel, gas, eléctricas; esperamos que hayan sido de grata ayuda.

Tweets por ‎@ALVELIFT